Visitantes

viernes, 22 de septiembre de 2017

El arte griego arcaico

Este capítulo recorre la historia del arte griego, a la que ha establecido como origen aproximado el año 1000 a. C., cuando se produce la invasión por parte de los dorios y se inicia un cambio de mentalidad en los habitantes de lo que será Grecia, que comienzan a dejar atrás las brumas de la concepción mitológica del mundo por la diáfana razón.

Koré con jítón y manto
(Museo de la Acrópolis,
Atenas). 
   Este proceso mental y las tensiones entre dóricos y jónicos tendrán una poderosa influencia en el devenir del arte griego -muy influenciado por la prestigiosa cultura micénica-, que en esta época que se ha convenido en denominar arcaica deja algunas de sus manifestaciones más bellas. Es el caso de las espléndidas esculturas de figuras, la masculina, llamada kuros (kúroi, en plural) y la femenina, llamada koré (kórai, en plural), obras idealizadas en las que se descubren las normas y valores de la sociedad griega de ese tiempo, que sólo permitía que tuvieran un retrato los dioses o los héroes, aunque esta ley no siempre se respetaba y para muchos mortales era posible disponer de esos retratos que les acercaban a su ilusión de inmortalidad.

Fuente: Historia del Arte. Editorial Salvat.

Entradas populares