Visitantes

sábado, 25 de febrero de 2017

Los borrachos
James Ensor


Pintado en 1883, la emoción, el estado de ánimo y la expresividad morbosa, atrajeron poderosamente a este pintor de la decepción y la angustia. Tras 1886 evoluciona de una pintura de interiores de tono oscuro hacia una temática diferente, introduciendo una gama de colorido más clara. Su pasión por la psicología le llevó a culminar su obra con un gran friso de la vida humana, en el actual, en el cual la distorsión de la línea y la agresividad del color son los vehículos de un expresionismo exacerbado.

(Crédit Communal, Burselas)

Fuente: Historia del Arte. Editorial Salvat

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares