Otoño de Théodore Rousseau


Creador de la Escuela de Barbizon, armoniza un dibujo vigoroso y una técnica minuciosa que le permite precisar hasta el mínimo detalle de la naturaleza logrando una atmósfera poética no exenta de melancólico dramatismo. De este modo, los de Barbizon se rebelan contra las estructuras opresivas del academicismo imperante.

(Museo de Bellas Artes, Reims).

Fuente: Texto extraído de Historia del Arte. Editorial Salvat

Entradas populares de este blog

La Serenísima República de Venecia

La columna rota

Carlos V, el primer Austria