Los capetos en todas partes de Georges Mathieu


El autor se inició empleando la pasta cromática desde el propio tubo. En sus obras, el motivo se observa zigzagueante con un trasfondo caligráfico; la rapidez en la realización (llegaría a una perfección ejecutiva) y el rechazo de la reflexión en la composición, adoptando un estado extático, son los criterios que utilizaba en la pintura.

(Museo de Arte Moderno, París)

Fuente: Historia del Arte. Editorial Salvat

Entradas populares de este blog

La Serenísima República de Venecia

La columna rota

Carlos V, el primer Austria