Visitantes

sábado, 25 de febrero de 2017

La conversión
Emil Nolde


Una de las tres piezas que forman el Tríptico de Santa María Egipcíaca, pintado en 1912, aborda el tema sagrado con su estilo expresionista: la violencia y la virulencia del color, lo convierten en una fiesta vulgar. Los rostros, que son máscaras, expresan sucesivamente la vida de la pecadora, su arrepentimiento y la muerte de la penitente en el desierto. Se ha comparado la obra de Nolde con la de Rouault. Ambos fueron, además, dos grandes solitarios.

(Kunsthalle, Hamburgo)

Fuente: Historia del Arte. Editorial Salvat

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares