Visitantes

domingo, 5 de marzo de 2017

Ad marginem
Paul Klee


Pintada entre 1930 y 1936. La fecunda imaginación, la fina sensibilidad y la cultura musical son cualidades que se hallan intrínsecamente en la extraordinaria aportación al arte contemporáneo de este pintor que exploró el mundo de la fantasía con una profundidad sin precedentes en el arte plástico. Algunas obras de Klee, sobre todo las que siguen a su período en la Bauhaus, están repletas de imágenes misteriosas, de zonas cromáticas y signos gráficos. A partir de 1935 la obra de Paul Klee, afectado de una enfermedad degenerativa, se vuelve pesimista.

(Museo de Bellas Artes, Basilea)

Fuente: Texto extraído de Historia del Arte. Editorial Salvat

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares