Visitantes

sábado, 31 de diciembre de 2016

Dadá o dadaísmo

        Movimiento artístico, particularmente apreciable en pintura y poesía, que abarcó los años 191 6-22 y se desarrolló simultáneamente en diferentes ciudades de Europa y Estados Unidos La palabra dadá fue adoptada por el grupo de Zurich para designarse a sí mismo. Se dice que fue encontrada al azar, abriendo un diccionario francés, que en la voz dadá indicaba: balbuceo infantil para designar el caballo.

Orígenes

Surgido en Suiza durante la I Guerra Mundial, el dadaísmo reivindicaba la intuición y la libertad del artista frente a todos los convencionalismos, y defendía la necesidad de integrar arte y vida. El rumano Tristan Tzara, los alemanes Hugo Ball y Richard Hülsenbeck, y el alsaciano Hans Arp, fueron los promotores del movimiento con la fundación del cabaret Vo!taire, en Zurich, el 8 de febrero de 1916. Una sala de exposiciones y conferencias y un escenario constituían los elementos para llevar a cabo sus actividades, actuaciones basadas en textos absurdos, insultos al público, exabruptos que escandalizaron a los medios burgueses y concluyeron en 1919 con un violento altercado. Sus principales centros fueron Zurich (1916-21 ), Barcelona (1917-1 9), Berlín y Colonia (191 8-22), Hannover (191 9-22), Nueva York (1916-21) y París (1919-22).
Fuente de Marcel Duchamp

        En 1915, Marcel Duchamp había presentado como obra de arte en el Salón de Artistas Independientes de Nueva York un urinario de loza, bajo el título de Fuente. Su objetivo era obligar a reflexionar sobre la esencia misma del arte y el proceso mental que lleva a valorar algunos objetos como obras maestras, y poner de manifiesto que todas nuestras vivencias pueden ser convertidas en material estético: el arte es la vida.



Características

Corona de brotes II, de Jean Arp. Uno de los
 ejemplos más destacados del modo como el 
dadaísmo explora el azar y analiza
 implícitamente el acto de la creación es esta 
escultura de bronce de 1936
        La característica principal del movimiento dadaísta fue su voluntad de provocación frente al sentido común, la moral, las reglas establecidas y la ley, y el hecho de que valoraba más el gesto que la obra en sí. Su reivindicación de la intuición y de la vida se basa en la pura negatividad. Su exhibicionismo, irritante para la burguesía, tenía un valor de higiene anticonvencional que, dada su provisionalidad antiprogramática, acabó en un callejón sin salida, limitado a juegos de palabras sorprendentes y al redescubrimiento del valor autóctono de las palabras, emancipado de su construcción lógica en la frase. Prácticamente, hacia 1921, la existencia del dadaísmo era una supervivencia ya precaria, y sólo apreciable en Alemania. Influencias Marcel Duchamp colaboró con el fotógrafo Man Ray y con el pintor Francis Picabia, con los que fundó la revista 291. El dadaísmo adoptó procedimientos de otras tendencias: Hans Arp utilizó el colage para realizar sus "objetos dadaístas" o paneles recortados y coloreados superpuestos, que están a medio camino entre la pintura, el relieve y la escultura; Kurt Schwitters (1887-1948) practicó el assemblage o yuxtaposición de objetos: su obra más importante es una especie de columna realizada con objetos encontrados casualmente y añadidos a lo largo de los años; lleva por título Merzbau (1923-29).

        Aunque el movimiento dadá, en un principio, no estaba encaminado a las artes plásticas, muchos pintores del momento participaron de su espíritu, entre ellos Paul Klee, Giorgio de Chirico, Franz Marc, Pablo Picasso, junto con un grupo no menos importante de poetas franceses como Paul Éluard, Émile Aragon, Phillipe Soupault y André Breton. Precisa mente los autores franceses, con Breton a la cabeza, desarrollaron luego el surrealismo, movimiento que intentó dar un fundamento a los valores intuitivos y a la libertad, y que supuso el paso de la negación a la afirmación.



Fuente: Texto extraído de Historia del Arte. Editorial Salvat.


s labios del que ríe".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares