Visitantes

sábado, 9 de julio de 2016


Paul Cézanne (1839-1906)

Posimpresionismo

Cézanne, Paul (Aix-en-Provence, 1839 - 1906) Pintor francés, uno de los mejores representantes del postimpresionismo.


Bosque, 1890

        Su padre era un burgués emprendedor que pudo dar a su familia una buena posición en Aix-en-Provence, lugar donde el pintor nació, estudió y conoció al futuro novelista Zola, que tendría una importancia decisiva en su vida artística. En 1861 Cézanne consiguió permiso para trasladarse a París a estudiar pintura y se inscribió en la Academie Suisse, donde conoció enseguida a Guillaumin y a Pissarro, aunque, desanimado por los resultados de su pintura, volvió a Aix y se puso a trabajar en la Banca de su padre. A finales de 1862, sin embargo, insistió en la aventura de Paris y Zola pudo introducirle en el ambiente de los impresionistas. A partir de ese momento y hasta 1870 Cézanne alternó la vida en Paris, donde frecuentaba el Louvre, con largas estancias en Provenza. Sin embargo, su vida artística se desenvolvió bajo el signo del fracaso. En 1866 el Jurado del Salón Oficial rechazó su admisión, y el pintor escribió una violenta carta de protesta al director de Bellas Artes. No obtuvo ningún resultado, y hasta 1882 Cézanne sería excluido sistemáticamente de las exposiciones oficiales.
Jugadores de cartas, 1892



        El estallido de la guerra franco-prusiana le sorprendió refugiado en una villa cerca de Marsella, pero, estimulado por Pissarro, se trasladó en 1872 a Pontoise. La proximidad de su amigo y las sesiones de trabajo al aire libre aportaron profundas transformaciones a su pintura: la paleta se aclaró, el aire y la luz empezaron a circular sobre la tela, y las pinceladas se fraccionaron en toques impresionistas. Fue un período de intensa actividad creativa que culminó con la participación de Cézanne en la primera exposición de los impresionistas en 1874, donde fue admitido por intercesión del propio Pissarro. De hecho, hasta 1879 Cézanne permaneció fiel al lenguaje impresionista, y en 1877 incluso se dejó convencer para exponer en la tercera muestra, donde presentó un grupo de dieciséis obras. Tampoco esta vez fue comprendido su trabajo, ni siquiera por los poquísimos críticos favorables al Impresionismo, incluido su amigo Zola.

Cesto de manzanas, 1895

        A partir de 1879 Cézanne se fue alejando progresivamente del lenguaje impresionista y, aunque mantuvo algunos contactos con los pintores, se negó siempre a exponer de nuevo con ellos. La muerte de su padre, en 1886, le puso a cubierto de cualquier preocupación económica y sus estancias fuera de Provenza se fueron haciendo cada vez más raras (aunque no le faltaron ocasiones para exponer en Bruselas en 1887, 1889 y 1890 con el "Grupo de los Veinte"), hasta que después de 1890 se encerró en un huraño aislamiento en Aix. A partir de este momento su interlocutor favorito fue la montaña de Santa Victoria, su motivo pictórico por excelencia, al que dedicó más de sesenta composiciones. Pronto la nueva generación reconoció en él al único de los viejos maestros que, saliendo del callejón sin salida al que había llegado el Impresionismo, y dejando a la sensibilidad su papel indispensable, había conseguido sustituir el empirismo por la reflexión.

 Mujer con sombrero verde
(Madame Cezanne), 1894-1895

        Junto a los problemas de la luz, "absolutizados" por los impresionistas, Cézanne trató de resolver dos cuestiones básicas que fueron descuidadas por éstos últimos: espacialidad y objetividad. De hecho, pinta casi los mismos motivos que los impresionistas, pero con la idea de una síntesis en la que se combina la expresión de la luz con el cuerpo formal palpable, limitado por fijas relaciones de espacio. Sus cuadros ofrecen exactamente lo contrario de lo que los impresionistas son capaces de hacer: no el momento fugaz, lo resbaladizo y pasajero de los fenómenos, sino la consistencia y duración de lo imperecedero. Por eso, las distorsiones que aparecen en su obra se pueden explicar únicamente por los requisitos del diseño pictórico. Si consideramos que son el resultado de un ajuste continuo entre las verdades de lo que se conoce, lo que se ve y lo que se siente, estaremos en mejor posición para apreciar la originalidad de un arte tan alejado, por un lado, de las construcciones menos sensuales del Cubismo como, por otro, de la inmediatez naturalista de los primeros años del Impresionismo. Y si además no olvidamos que el motivo, tal y como lo registra su visión extraordinariamente aguda, será siempre contrastado en su mente con su alto ideal del arte representado por los grandes maestros del barroco europeo, podemos entender la dificultad y gravedad de la tarea que se impuso Cézanne. Como el mismo dijo, se trataba de llevar el Impresionismo a los museos.

Mont Sainte-Victoire, 1895

        Como ha señalado Hamilton, en contraste con la visión fotográfica de los primeros impresionistas, las telas de Cézanne son registros acumulativos de sucesivas instantaneidades. Cada pintura no es una exposición del motivo como elemento que permanece idealmente fuera de nosotros y, por tanto, más allá de la experiencia temporal: está constituido a base de observaciones sucesivas y singulares que se pueden ver todavía en los contornos multiplicados de los objetos, en la sustitución de la luz constante, difusa y abarcadora, por la tenue luz atmosférica de los impresionistas y en la perspectiva movediza de los paisajes y de las naturalezas muertas. Estas discrepancias rectangulares, prueba de su abrumador sentido de la forma, obligaron a Cézanne a deformar la apariencia "natural" de los detalles en favor del diseño total, y son más bien evidencia del tiempo que el pintor pasaba pintando y de las numerosas posiciones apenas distintas en que cada objeto era estudiado. Mediante esta introducción de cambios y procesos a través de los múltiples puntos depositados en la superficie, el cuadro se convierte en un registro del presente continuo, de la experiencia del espacio en el tiempo, que es, a su vez, una experiencia que requiere tiempo para revelarse.

Grandes bañistas, 1900

        En cualquier caso, el reconocimiento de Cézanne se hizo esperar bastante y hasta las exposiciones retrospectivas de la galería Ambroise Vollard (a quien Cézanne había conocido en la Gran Exposición de Paris en 1895), en 1895 y 1898, las generaciones más jóvenes no se decidieron a saquear su obra para encontrar lo que en ella querían ver. Primero fue el aspecto "decorativo" lo admirado por los simbolistas y los nabis; después de la exposición conmemorativa en el Salón de Otoño en 1907, los cubistas empezaron a reivindicar los efectos estructurales. Más tarde fue aclamado como uno de los pioneros del arte abstracto, a causa de la subordinación, al menos aparente, del tema al diseño. Y así sucesivamente. Cada faceta es, desde luego, defendible, pero todas son parciales. A partir de 1920 la relación de Cézanne con el Impresionismo había sido prácticamente olvidada y se completó la imagen del pintor como el primitivo de los modernos, como el maestro que echó los cimientos del nuevo arte abstracto y constructivista del siglo XX, aunque en realidad no fuera ése el verdadero logro de Cézanne e interpretar así sus obras sea sacrificar su significado por un ideal subsecuente y distinto.
       
Fuente: Texto extraído de Historia del Arte. Editorial Salvat
Obra


Casa en la Provenza, 1895

Las manzanas y las galletas, 1895

Mujer con un sombrero verde
(Madame Cézanne) 1894 - 1895

Pino grande y tierra roja, 1895

Tarro de jengibre, 1895

Autorretrato, 1895

Bodegón con cortina y la jarra de flores, 1895

Bodegón con fruta y una taza de jengibre, 1895

Bodegón, una botella de menta, 1895

Cesta de manzanas, 1895

Hombre con pipa, 1895

Maison María con una vista del Château Noir, 1895. Cubismo

Mont Sainte-Victoire, 1895

Mujer con una taza de café, 1895

Mujer sentada, 1895

Naturaleza muerta con Cupido de yeso, 1895

Naturaleza muerta con Cupido de yeso, 1895

Retrato de Gustave Geffroy, 1895

Anciana con un Rosario, 1896

Anciana con un Rosario, 1896

El Lac d'Annecy, 1896

En el bosque, 1896. Cubismo

Joven muchacha italiana
descansando sobre su codo, 1896

Los jugadores de cartas, 1896

Retrato de Joaquín, 1896

Bibemus.  La roca roja, 1897. Cubismo

Campesino en un delantal azul, 1897

Henry Gasquet, 1897

Mont Sainte-Victoire, 1897. Cubismo

Pinos y Rocas ( Fontainebleau), 1897

Bodegón con cebollas rojas, 1898

Bodegón con cráneo, 1898

Crisantemos, 1898

El hombre joven y cráneo, 1898

En el bosque, 1898. Cubismo

Estudio de bañistas, 1898

Granja en Montgeroult, 1898. Cubismo

Mina de Bibemus, 1898. Cubismo

Mina de Bibemus, 1898. Cubismo

Mont Sainte-Victoire, 1898

Mujer con un vestido de rayas rojas, 1898

Bodegón con mazanas, 1898

Volviendo camino de Montgeroult, 1898

En el bosque, 1899

Mujer desnuda de pie, 1899

Retrato de Ambroise Vollard, 1899

Volviendo al camino Montgeroult, 1899. Cubismo

En el parque del Château Noir, 1900. Cubismo

Almendros en Provenza, 1900

El hombre sentado, 1900

En el bosque, 1900

En el parque del Château Noir, 1900. Cubismo

Follaje, 1900

Hombre con los brazos cruzados, 1900

Las grandes bañistas, 1900

Manzanas en una hoja, 1900

Mina de Bibemus, 1900. Cubismo

Mina de Bibemus, 1900. Cubismo

Pino y acueducto, 1900

Pirámide de cráneos, 1900

Autorretrato con boina, 1900

Bodegón con pote azul, 1900

Campesino sentado, 1900

El arroyo, 1898-1900

Mesa, servilleta y fruta, 1900

Naturaleza muerta con naranjas, 1900

Por el sinuoso camino en el parque
del castillo francés Noir, 1900

Tres cráneos en una alfombra con dibujos, 1900

Tres cráneos, 1900

Árboles por el agua, 1900


Bañistas. Mont Sainte-Victoire en el fondo, 1902

Esquina de la cantera, 1902

Estudio de bañistas, 1902. Cubismo

Fumador de pipa, 1902

Hojas en un bote verde, 1902

Mont Sainte-Victoire, 1902

Mont Sainte-Victoire, 1902

Mont Sainte-Victoire, 1902

Muchacha con una muñeca, 1902

Mujer de azul. Señora Cezanne, 1902

Niño con un sombrero de paja, 1902

Pote azul y una botella de vino, 1902


Casas en la colina, 1903

Mont Sainte-Victoire
visto desde Lauves, 1903

Mont Sainte-Victoire, 1903

Naturaleza muerta con tres cráneos, 1903. Cubismo

Naturaleza muerta, florero con flores, 1903

Paisaje azul, 1903


Bañistas descansando, 1904

Bodegón con manzanas, una botella y un pote de leche, 1904

Bosque cerca de las cuevas rocosas por encima
del Château Noir, 1904. Cubismo

Campesino sentado, 1904

Château Noir, 1904

Château Noir, 1904. Cubismo

Château Noir, 1904. Cubismo

Château Noir, 1904. Cubismo

El parque del Château Noir, 1904. Cubismo

Los bañistas, 1904. Cubismo

Niña con una muñeca, 1904

Rocas cerca de las cuevas debajo del
Château Noir, 1904. Cubismo

Rosas en una botella, 1904. Cubismo


Bodegón con envase de flores, 1905

Château Noir, 1905

Curva en el camino, 1905

Las grandes bañistas, 1905

Los bañistas, 1905

Mont Sainte-Victoire vista desde Lauves, 1905

Montagne Sainte - Victoire y el Château Noir, 1905. Cubismo

Montagne Sainte-Victoire, 1905. Cubismo

Pino grande, 1905

Riberas, 1905. Cubismo


Bañistas, 1906

Campesino con un sombrero de paja,
1906

Casa de Jourdan, 1906

Casa de Jourdan, 1906

Curva en el camino forestal, 1906

El jardín de Lauves, 1906

El marinero, 1906

El terraza del jardín de Lauves, 1906

El viejo jardinero, 1906

Grandes bañistas, 1906

Grandes bañistas, 1906

Mañana en Provenza, 1906

Molino en el río, 1906

Mont Sainte-Victoire  visto desde los Lauves, 1906

Mont Sainte-Victoire  visto desde los Lauves, 1906

Mont Sainte-Victoire, 1906

Mont Sainte-Victoire, 1906

Mont Sainte-Victoire, 1906

Mont Sainte-Victoire, 1906

Naturaleza muerta con melón verde, 1906

Naturaleza muerta con sandía y grandas, 1906

Retrato de Vallier, 1906

Retrato del jardinero Vallier, 1906

Río en el puente de las tres fuentes, 1906


Almuerzo en la hierba. Impresionismo

Autorretrato

Bañistas junto a una tienda

Bañistas. Impresionismo

Bodegón. Impresionismo

Castaños de Indias en Jas de Bouffan. Impresionismo

Cuatro bañistas. Impresionismo

Cuenca y lavadero en Jas de Bouffan. Impresionismo

Dalias en un florero de cerámica

Estufa en el taller. Romanticismo

Guillaumin por el camino. Romanticismo

Interior con dos mujeres y un niño. Romanticismo

Jarrón con flores

La granja de Bellevue

Llanura de Mont Sainte-Victoire

Maceta de flores en una mesa

Naturaleza muerta con botellas y manzanas. Impresionismo

Naturaleza muerta con jarra, tarro de azucar,
botella, grandas y sandía

Naturaleza muerta con jarra

Naturaleza muerta con un plato de frutas y manzanas

Naturaleza muerta delante de un mueble con cajones

Pueblo de la Provenza

Puente sobre el estanque

Rocas. Impresionismo

Río en la llanura. Romanticismo

Señora Cezanne en el jardín

Tejados




Entradas populares