Visitantes

sábado, 16 de julio de 2016

Paolo Uccello (1397-1475)

Quattrocento italiano. Bajo Renacimiento

Uccello, Paolo di Dono (Arezzo, 1397 - Florencia, 1475). Pintor italiano. Hombre solitario y poco común, a su afición a los pájaros se debe, según la información ofrecida por Vasari, su apodo de Ucello. Su verdadero nombre era Paolo di Dono. Su actividad como pintor fue fecunda pero en la actualidad conservamos pocas obras y en muchos de los casos en un mal estado.

No se tienen referencias documentadas sobre su formación y sus primeras actividades artísticas. Algunos investigadores afirman que probablemente estaba vinculado al círculo de Gherardo Starmina y Lorenzo Monaco, de quienes recibió una formación dentro del gótico final. Mientras que otros autores piensan que su educación tuvo lugar en el taller de Ghiberti junto a Donatello, e igualmente apuntan que pudo trabajar en el taller de Brunelleschi. Lo cierto es que en 1407, según documentos, se encontraba en Florencia actuando como ayudante de Ghiberti en la primera puerta del Baptisterio.
La Anunciación, 1420

De esta primera época es una Anunciación pintada en la Capilla Carnesecchi en Santa María Maggiore, hoy desaparecida. En ella ya planteaba una complicada estructura en perspectiva, tema que le obsesionó durante toda su actividad pictórica.

En 1415 aparece inscrito como pintor y un año después realizó el tabernáculo de los Lippi (Museo de los Uffizi), obra todavía muy ligada al gótico y con fuertes influencias de su maestro Gherardo Starmina.

En 1425 se estableció en Venecia donde trabajó en los mosaicos de la fachada de la basílica de San Marcos, realizó una figura de San Pedro, igualmente desaparecida y cuya única referencia se encuentra en un cuadro realizado por Gentile Bellini.

En 1431 regresó a Florencia, es el año en que realizó el luneto de la Creación del Claustro Verde (Chiostro Verde) de Santa María Novella con temas del Génesis: la creación de los animales, la de Adán, la de Eva y la representación del pecado original. Es un conjunto donde se observa, junto a tendencias góticas, como la yuxtaposición de escenas, una fuerte influencia de Ghiberti. Esta obra se encuentra muy dañada debido a los bombardeos de 1940 y a una inundación sufrida en 1966.

Claustro Verde de Santa María Novella, 1432-1436
Entre 1436 y 1445 era considerado como uno de los mejores pintores de la ciudad de Florencia, por lo que se le encargaron las obras de la Catedral; en ella realizó el monumento ecuestre al condotiero Giovanni Acuto (nombre italiano del inglés John Hawkwood, condotiero al servicio de Florencia). Es una obra aparatosa en la que Ucello, con gran maestría y un perfecto conocimiento de la perspectiva brunelleschiana, trató de conseguir la sensación escultórica, mediante la utilización de la monocromía. Esta obra se inserta plenamente dentro de la estética renacentista, y de la preocupación del autor por los temas laicos, y es una representación anterior a las grandes estatuas ecuestres de Donatello y Verrocchio.

En este mismo año trabajó en Prato donde realizó la decoración pictórica de la capilla de la Asunta, en la catedral; en ella representa historias de la vida de la Virgen y de San Esteban, y figuras de virtudes y santos. Conserva, todavía, un cierto gusto gotizante aunque presenta un nuevo interés por mostrar aspectos psicológicos de los personajes, propio del Renacimiento.

De nuevo en Florencia, en torno a 1439, es probable que pintara el ciclo de Historias de los Santos Monjes, de San Miniato al Monte, pinturas descubiertas en 1930, muy dañadas y fragmentadas, de las que es difícil establecer un juicio crítico. En 1443 realizó, también para la Catedral, la esfera de las horas, la decoración para el reloj en la que representa cuatro vigorosas y visionarias cabezas de profetas en los ángulos. Hasta 1445 trabajó, junto a Ghiberti, Donatello y Andrea del Castagno, en los cartones para las vidrieras redondas de la Catedral con los temas de La Resurrección, Anunciación y La Natividad.

En 1445, llamado por Donatello se estableció en Padua donde pintó los frescos de la Casa Vitaliani, con el tema de los Gigantes, pinturas desaparecidas pero que fueron vistas por Mantegna sobre el que ejercieron una importante influencia. En 1446 apareció nuevamente en Florencia donde, en 1450, realizó las Escenas de la Vida de Noé, nuevamente para el Claustro Verde de Santa María Novella; realizó tres escenas El sacrificio y la Embriaguez de Noé, en la parte baja, y en la parte superior la escena del Diluvio, donde plasmó una visión trágica.
Escena de paces, la embriaguez y la vergüenza de Noé,
1446-1448

En 1452 contrajo matrimonio con Tommasa Malifici, con la que tuvo dos hijos, uno de ellos también pintor.

De 1456, aproximadamente, es una de sus más importantes obras, los paneles para la estancia del Palacio Médicis donde, con motivo de los honores rendidos a Nicolás Tolentido, por conseguir la victoria de Florencia sobre Siena, realizó una serie de pinturas que representan las Batallas de San Romano, de las que se conservan tres paneles que en la actualidad se encuentran uno en el Louvre, otro en los Uffizi, y otro en la National Gallery de Londres. De esta misma época son sus dos versiones de San Jorge y el Dragón, conservadas una en la National Gallery de Londres y la otra en el Museo Jacquermat-André de París.

De 1460 es la Tebaida (Academia de Florencia), en la que hizo una interpretación de la vida eremítica. Entre 1465 y 1469 estuvo establecido en Urbino, con su hijo Donato, donde trabajó en el retablo mayor de la iglesia del Corpus Domini; sólo nos ha llegado la predela, donde se representa, en seis escenas, El milagro de la Hostia (Galería Nacional de Urbino). A los últimos años de su vida se atribuye la Caza Nocturna (Ashmolean Museum de Oxford), así como la tabla del Louvre Cinco fundadores del arte renacentista, atribuida a él y que muestra la consciencia sobre el papel histórico de su obra.
La caza en el bosque, 1460

Existen, de su época florentina, una serie de pequeñas pinturas, que Vasari citaba como existentes en muchas mansiones florentinas, cuadros de difícil identificación y que la critica atribuye a alguno de sus discípulos. Idéntico problema se plantea con los frescos de la Capilla del l'Assunta en la Catedral de Prato. Asimismo existen una serie de dibujos para grandes espacios de mármoles de taracea y madera, que son planteados como auténticos cuadros.

Tradicionalmente se le había considerado un pintor de segundo orden, hasta cierto punto olvidado, y con grandes influencias del gótico. Sin embargo, en este siglo, investigaciones rigurosas sobre su figura y su arte lo muestran como uno de los principales artistas del Renacimiento, formando parte de la primera generación de los creadores del Renacimiento florentino, e incluso se le ha interpretado como autor coincidente con la vanguardia decorativa europea del siglo XIX.

Su obra se caracteriza, de forma general, por un interés en la definición de los volúmenes de lo representado, para lo que utiliza el nuevo elemento de la perspectiva, que conocía perfectamente y que se convertirá en el gran elemento de su experimentación, hasta el punto de aplicársele la leyenda, recogida por Vasari, de ser un artista absorto por el estudio de la misma, a la que consagraba todas sus noches, motivo por el cual fue objeto de la burla de Donatello, que le reprochaba perder el tiempo en vanas especulaciones geométricas.

La perspectiva fue utilizada por Ucello tanto en las propias figuras como en los objetos, sobre los que realizó un análisis directo, introduciendo las composiciones en ambiente irreales y fantásticos. Su investigación se centró también en el desarrollo de temas laicos tan propios de Renacimiento.

Fuente: Texto extraído de www.mcnbiografias.com

Obra
Crucifixión, 1430


Círculo con cabeza, 1435

Círculo con cabeza, 1435

Disputa de San Esteban, 1435

Esperanza, 1435

La Adoración de los Magos, 1435

Lapidación de San Esteban, 1435

San Francisco, 1435

San Jerónimo, 1435

San Pablo, 1435

Santo Domingo, 1435


Monumento ecuestre de
Sir John Hawkwood, 1436


Adoración del niño, 1435 - 1437

Adoración del niño, 1435 - 1437


Cristo en la cruz, 1438

La intervención de Micheletto Cotignola, 1438

La victoria sobre Bernardino de Ciarda, 1438


Fresco en el claustro de San Miniato al
Monte Logia en Florencia, 1439


Escena Adoración de los Tres Reyes, 1435-1440

Escena de San Jaime
de Todi, 1435-1440

Escena del Templo, María, 1435-1440

Escenas de la vida monástica, 1440

Escenas de la vida monástica, 1440

Escenas de la vida monástica, 1440

La batalla de San Romano, 1438-1440

María escena del nacimiento, 1435-1440

Retrato de un hombre joven, 1440


Cabeza del profeta, 1443

Cabeza del profeta, 1443

Cabeza del profeta, 1443

Cabeza del profeta, 1443

Óculo que representa la natividad, 1443

Óculo que representa la resurrección, 1443


Reloj de Santa María del Fiore, 1443


Creación de Adán, 1445

Madonna, 1445

Santos y dos niños, 1440-1445

Retrato de un hombre, 1450

Retrato de una señora, 1450

Retratos de Giotto, Uccello, Donatello, Manetti y Bruno, 1450


Madonna, 1452

Madonna, 1452

Los episodios de la vida de ermitaño, 1460


La adoración del niño, 1463


Una señora joven de moda, 1464


Dos ángeles y dos diablos, 1465 - 1469

Procesión de re-ordenado en una iglesia, 1465-1469


San Jorge y el dragón, 1470


Adoración de los Reyes

Después de un trabajo

El milagro de anfitrión profanado

El milagro de anfitrión profanado

Estudio de perspectiva de Mazzocchio

Estudio de perspectiva de Mazzocchio

Florero en perspectiva

Hombre de pie

Inundación

La batalla de San Romano

La batalla de San Romano

La inundación

Niño desnudo, de medio cuerpo,
los brazos cruzados

Retrato de Manuel Chrysoloras llevando
un sombrero y sosteniendo un libro

Retrato de un hombre de perfil

Retrato de una dama

San Jorge y el dragón

Entradas populares