Visitantes

14 julio 2016

         
Autorretrato

Rubens (1577-1640)


Barroco.

         Rubens, Pedro Pablo (Siegen, Alemania 1577 - Amberes, Flandes 1640).Pintor flamenco, nacido en Siegen el 28 de junio de 1577 y muerto en Amberes el 30 de mayo de 1640.

Vida

Hijo de un burgués calvinista de Amberes, Jan Rubens, prestigioso abogado que tiene que refugiarse en Colonia por motivos religiosos, y de María Pypelincks; pasó su infancia en Colonia donde inició su formación como pintor. Posteriormente, tras la muerte de su padre, volvió a Amberes. Durante un tiempo, a la edad de doce años, asistió a las clases del latinista Rombaut Verdonck, pero las abandonó debido a la mala situación económica de la familia. Trabajó como paje para una dama de la nobleza.

En 1591 era aprendiz en el taller del pintor Tobias Verhaecht, y posteriormente pasó al de Adam van Noort, maestro también de Jacob Jordaens, y al de Otto van Veen. Este último había vivido en Italia y sus enseñanzas estaban totalmente sometidas a la lección de los maestros italianos del siglo XVI. En 1598 ya estaba inscrito como maestro pintor en la guilda de San Lucas.
Elevación a la cruz, 1610

En 1600 se trasladó a Italia, donde permaneció hasta 1608. En un primer momento se estableció en Venecia, ciudad en la que realizó copias de Tiziano, Veronés y Tintoretto. Después entró al servicio de Vincenzo de Gonzaga, en Mantua, personaje que se dedicaba al coleccionismo de obras de arte y la protección de artistas. Para éste va a alternar la actividad artística con la diplomática y política. Contratado, en principio, para copiar cuadros, consiguió que al cabo de unos meses se le enviara fuera, para perfeccionar sus estudios. Realizó varios viajes a Roma y Génova, donde estudió la obra de los grandes maestros del Renacimiento y de pintores más recientes como Aníbal Carracci y Caravaggio. De este último va adquirir la obra El tránsito de la Virgen, que había sido rechazada, para situarla en el lugar para el cual se había realizado. En 1602 pintó en Roma La exaltación de la Cruz, Jesús coronado de espinas y la Elevación a la Cruz, realizadas para la iglesia Santa Croce. En Mantua pintó, en 1605, La circuncisión, primer paso para confirmar su tendencia barroca, y en 1608 La Adoración de los Pastores, donde se afirma esta tendencia.

En 1603 fue enviado a la corte de Madrid, en una misión diplomática, acompañando unas obras de arte destinadas al rey. Aquí realizó obras como el retrato del Duque de Lerma (Museo del Prado de Madrid) y la tabla de Heráclito y Demócrito. Su arte fue muy apreciado y pasó a formar parte de las colecciones reales.

A su regreso a Mantua pintó la Santísima Trinidad adorada por Vicente Gonzaga y su familia, para la Iglesia de los jesuitas de esa ciudad. En 1606 volvió a Roma, donde residió hasta su vuelta a Amberes. De este momento son La Virgen venerada por santos y ángeles, pintada para el altar mayor de la iglesia romana de Santa María in Vallicella; la primera versión de esta obra, realizada en tabla, fue rechazada y en la actualidad se conserva en el Museo de Grenoble. El lienzo final se encuentra en el lugar para el que fue realizado.

Debido a la enfermedad de su madre, volvió a su patria en 1608, con la protección de los regentes de los Países Bajos, los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia, y del primer burgomaestre de la ciudad, Nicolás Rockox; fundó un activísimo taller, con numerosos colaboradores, entre los que se encontraba Van Dyck, y pintó un elevado número de obras.

Descendimiento de Cristo, 1614

De este primer año en Amberes son La Adoración de los Magos, para el Ayuntamiento de la ciudad, y la Anunciación, pintada para los jesuitas. La primera obra fue encargada por Nicolás Rockox, en 1612 fue trasladada a España por Rodrigo de Calderón, valido de Felipe III, y actualmente se conserva en el Museo del Prado. En 1610 pintó La elevación a la Cruz y El descendimiento, para la catedral de Amberes, con notas caravagistas, obras que le consagran como el primer pintor de Flandes, y que le deparan fama y gran cantidad de nuevos encargos.

En 1609 contrajo un primer matrimonio con Isabel Brant; el intenso trabajo de su taller le permitió comprar una lujosa y amplia casa en Amberes (hoy museo Rubens), donde estableció su estudio y donde vivió hasta su muerte. De este primer matrimonio nacieron tres hijos Clara-Serena, que murió a los doce años, Alberto y Nicolás.

Los encargos importantes se sucedieron; de 1612 es el Tríptico de la Resurrección de la catedral de Amberes. De 1615 es una espléndida naturaleza muerta, El fauno y la bacante, y las obras La batalla de las Amazonas y El Juicio universal.

A partir de 1620 se dedicó a dos importantes trabajos: la decoración de la iglesia de los jesuitas de Amberes, de cuyo conjunto es La última comunión de San Francisco, pintada para el altar de la iglesia, y las Alegorías de la vida pintadas para María de Médicis, reina de Francia, formadas por 21 telas destinadas a la decoración del palacio de Luxemburgo, trabajo para el cual se trasladó a Francia en 1622. Los veintiún cuadros que componen el conjunto (actualmente en el Museo del Louvre de París) muestran la fuerte imaginación del maestro que, mediante un sinfín de alegorías y símbolos, esconde la pobreza del tema tratado. Para su realización contó con numerosos ayudantes.

En este momento alternó la pintura de tablas de altar, como el Tríptico de san Ildefonso, con obras de tema mitológico y alegórico, magníficos retratos como los de Elena Fourment, con quien se casó, y la pintura de paisajes entre los que destacan Paisaje con Filemón y Baucis y Paisaje otoñal con el castillo de Steen. También desarrolló una importante actividad diplomática, fundamentalmente tras la muerte del archiduque Alberto en 1621. Nombrado consejero de la archiduquesa Isabel, se le encargaron numerosas misiones diplomáticas.

Helena Fourment con su hijo Francisco, 1635

En agosto de 1628 viajó a España, para participar en las negociaciones de paz entre españoles e ingleses, aquí recibió numerosos encargos, sobre todo retratos para la familia real. En Madrid conoció a Velázquez, pero principalmente se dedicó al estudio de la pintura veneciana que se encontraba en las colecciones reales. Tras este viaje su obra progresó hacía una pintura más cálida, llena de luz, producto de la impresión que le produjeron las obras de Tiziano vistas, junto a Velázquez, en el Escorial. Ejemplo de ello serán obras como Elena Fourment con su hijo de 1635 y El Jardín del Amor.

El éxito de su misión en la corte de Madrid hizo que fuera nombrado secretario del Consejo Privado de los Países Bajos, cargo que ocupó su hijo a su muerte. Nuevamente salió de su país, con la misión de tratar las relaciones anglo-francesas en Inglaterra con Carlos I. Tras este viaje, en 1630, solicitó ser apartado de las actividades diplomáticas para dedicarse por completo a su trabajo de pintor. Sin embargo, durante la huida de María de Médicis a los Países Bajos españoles, se vio mezclado en asuntos políticos y diplomáticos, y continuó siendo agente de la archiduquesa hasta la muerte de ésta en 1633.

En 1630, en el mes de diciembre, contrajo matrimonio con Elena Fourment, joven de 17 años, con la que tuvo cinco hijos. En 1632 pintó el Tríptico de San Ildefonso, último encargo de la archiduquesa. En 1634 envió a Londres nueve lienzos para decorar el Whitehall. En 1635 proyectó la fastuosa decoración de la ciudad para el recibimiento del nuevo gobernador de los Países Bajos, el cardenal infante Don Fernando, que lo protegió y nombró pintor de Cámara como los anteriores gobernadores.

En 1634, recibió el último gran encargo de su vida. Felipe IV, rey de España, le encargó la decoración de la Torre de la Parada, serie con temática mitológica y representaciones de la Metamorfosis de Ovidio. De su mano saldrían todos los bocetos de los cuadros en los que colaboraron los mejores artistas de Amberes; en 1638 llegó a España un primer envío compuesto por ciento doce obras. Una parte importante de estas obras se perdió debido a un incendio en el pabellón de caza, el resto se conservan en el museo del Prado de Madrid.

Abrumado de encargos, el artista llevó a cabo una obra gigantesca, que le valió el reconocimiento público y una considerable fortuna. En febrero de 1640 fue nombrado miembro honorario de la Academia de San Lucas en Italia. En mayo de ese mismo año, enfermo de gota, murió en su casa de Amberes.

Estilo

Rubens es, sin duda, la figura más importante del Barroco flamenco. Hombre jovial y vitalista, su personalidad está de acuerdo con el arte que interpreta, arte del movimiento, la exuberancia y la fogosidad. Conoce profundamente la pintura veneciana, que marcará su producción. La obra de Tiziano será una de sus lecciones mejor aprendidas, pero también le influirá la obra de pintores del momento como, Carracci, Caravaggio, al que admiró, o Velázquez, con quien se relacionó en la corte española. Realiza numerosas copias de obras de pintores venecianos y él mismo reúne una importante colección de pintura.

Su estilo se caracteriza por una pincelada amplia y un rico colorido, siempre luminoso y alegre, con composiciones de diagonales complicadas y gran dinamismo. La perfecta armonía entre el color y el dinamismo es su nota más destacada. Su desbordante imaginación y su perfecto dominio técnico le permiten pintar, desde complejas y dramáticas pasiones de Cristo, hasta voluptuosas series mitológicas, donde las figuras se sitúan en cálidos espacios abiertos, donde contrasta el gran desarrollo de los ropajes con la luminosa desnudez.

A lo largo de su extensa producción los estudiosos han ido definiendo diferentes etapas. Un primer período, que se corresponde con los años de su estancia en Italia (1600-1608), en el que aprende la lección de los grandes maestros del Renacimiento. Su estudio de Mantegna, la estatuaria clásica y de artistas como Leonardo o Miguel Ángel, serán definitivos. Aprende el equilibrio y la monumentalidad en las composiciones, al tiempo que el dinamismo de obras como la Battalla Anghiari, y la tensión contenida de los frescos de la Sixtina.

Las obras realizadas en los años siguientes, hasta su segundo viaje a España, momento en el que estudia en profundidad la pintura veneciana, muestran unas tendencias lumínicas que provienen de las influencias recibidas de Correggio y del tenebrismo de Caravaggio.
Las tres Gracias, 1639

A partir de su segundo viaje a España en 1628, se incorpora la influencia de la pintura veneciana a su arte. Estudiará a Tintoretto, Veronés y, sobre todo, a Tiziano, autor que le marcó vivamente. Desde este momento puede decirse que su pintura entra dentro de una etapa de plena madurez, en la que sus obras alcanzan las más altas cuotas de barroquismo. El movimiento, las diagonales compositivas, la agitación y la inestabilidad son constantes en sus obras.

En sus últimos años, y sobre todo tras la adquisición del castillo de Steen, los temas grandilocuentes van dando paso a otros más sencillos, en los que parece querer silenciar su imaginación y mirar más su entrono.

La pintura de Rubens fue la precursora de la tendencia barroca que dominaría Europa en la segunda mitad del siglo XVII.

Temas

Dos serán los temas principalmente abordados por Rubens, el religioso y el mitológico. Sus temas religiosos se adaptaron perfectamente a los postulados de la Contrarreforma; apartándose del dramatismo de otros artistas, su elocuente barroquismo y sus tonalidades alegres convierten sus obras en páginas amenas. Su gusto humanista se va a revelar en el tratamiento de temas mitológicos, que, en realidad, siempre fueron un pretexto para cultivar el desnudo.
Retrato ecuestre del duque de Lerma
Además fue en gran autor de retratos. Pintó recurrentemente a Elena Forment, su segunda esposa, su autorretrato, a sus hijos y a sus amigos, pero, sobre todo, pintó los retratos de altos personajes como El Duque de Lerma, el rey Felipe IV los archiduques Alberto e Isabel Clara Eugenia, así como a numerosos príncipes europeos.

Cultivó asimismo todos los demás géneros el bodegón, el paisaje, etc. El cuadro de caza fue nuevamente valorado por él. Este era un tema que se adaptaba perfectamente al temperamento del pintor y al tipo de arte que desarrolló; en movidas composiciones, hombres y caballos luchan contra leones, leopardos o jabalíes.

La abundancia de sus encargos le obligó a tener un importante y activo taller, donde contó con colaboradores especializados: Van Dyck, durante breve tiempo, para las figuras; Jan Brueghel, para las flores y las frutas; Frans Snyders y Paul de Vos para los animales; y Jan Wildens y Lucas van Uden para el paisaje. Entre sus colaboradores también se encontraban sus propios grabadores, formados en su estilo: Pieter Claes Soutman, Lucas Vorsterman, Paulus Pontius, los hermanos Bolswert, etc.

Fuente: Texto extraído de www.mcnbiografias.com

Obra

Ana de Austria, reina de Francia,
la madre del rey Luis XIV, 1622 - 1625

Autorretrato, 1623 - 1625

Bocetos, 1622 - 1625

El aterrizaje en Marsella, 3 de
noviembre 1600, 1621 - 1625

El destino girando entorno
a las Marías, 1622 - 1625

El Duque de Buckingham, 1625

El juicio de Paris, 1625

El sombrero de paja, 1625

El triunfo de Juliers 1 de septiembre
1610, 1622 - 1625

El triunfo de la verdad,
1622 - 1625

Infanta Isabel, gobernadora
de los Países Bajos, 1625

La Felicidad de la Regencia, 1622 - 1625

La Reunión de Abraham y Melquisedec, 1625

La Reunión del Rey y Marie de Medici en
Lyon 9 de noviembre 1600, 1622 - 1625

Louis  XIII, 1622 - 1625

Marie de Medicis como
Bellona, 1622 - 1625

Paisaje tormentoso, 1625

Retrato de George Vilie, 1625

Retrato de George Villiers,
1r duque de Buckingham, 1625

Retrato de Isabella Brant, 1625

Retrato de la archiduquesa
Isabel Clara Eugenia, 1625

Retrato de una sirvienta, 1625

Virgen con el Niño, 1624 - 1625

Asunción de la Virgen, 1626

El sacrificio de la Antigua Alianza, 1626

La victoria de la verdad sobre la herejía eucarística, 1626

Nicolas Rubens, 1625 - 1626

Retrato de Isabella Brant, 1623 - 1626

Retrato de Isabella Brant, 1625 - 1626

Albert y Nicolaas Rubens, 1626 - 1627

Cristo en la cruz, 1627

Hijo Nicolás con una gorra roja, 1625 - 1627

Retrato de Don Diego Messina, 1627

Retrato de Ludovicus Nonnius, 1627

Ulises y Nausicaa en la isla de los feacios, 1627

Autorretrato, 1628

El profeta Elías recibiendo el pan y
el agua de un ángel, 1625 - 1628

Inmaculada Concepción, 1628

Mujer, 1628

Retrato de Ambrogio Spinola, 1625 - 1628

Retrato de Jan Gaspar Gevartius, 1628

Triunfo de la Iglesia sobre la furia, la discordia y el odio, 1628

Ángeles tocando, 1628

Adoración de los Magos, 1626 - 1629

Catherine Manners,
Duquesa de Buckingham, 1625 - 1629

Alegoría sobre las bendiciones de la paz, 1629 - 1630

Altar de Ildefonso, 1630

Deborah Kip, esposa de Sir Balthasar
Gerbier, y sus hijos, 1629 - 1630

El Matrimonio de Enrique IV de
Francia y Marie de Médici, 1628 - 1630

El nacimiento de Enrique
IV de Francia, 1628 - 1630

El rapto de Europa, 1630

Entrada triunfal de Enrique IV en París, 1627 - 1630

Fiesta de Venus, 1630

Galileo Galilei, 1630

Isabella Brant, 1620 - 1630

La muerte de Aquiles, 1630

La reina Tomyris con la cabeza de Cyrus, 1630

La reunión de David y Abigail, 1630

La Sagrada Familia con Santa Ana, 1630

Paisaje con San Jorge y el Dragón, 1630

Paisaje con vacas y aves salvajes, 1630

Retrato de Helena Fourment, 1630

Retrato de un niño, 1629 - 1630

Thomas Howard, segundo
conde de Arundel, 1629 - 1630

Verano, 1620 - 1630

Helena Fourment, 1631

La coronación de Santa Catalina, 1631

Rubens y Elena Fourment en el jardín, 1631

Agar en el desierto, 1630-1632

Cabeza de mujer, 1630-1632

Cabeza de mujer, 1630-1632

Cabeza de mujer, 1630-1632

La última cena, 1631-1632

La última cena, 1632

Retrato de Elena Fourment con guantes, 1630-1632

El jardín del amor, 1633

El banquete de Herodes, 1633

El martirio de San Livinus, 1633

Hércules como heroica virtud
superando las discrepancias, 1632-1633

Mercurio y un pastor que duerme, 1632-1633

Rey James I de Inglaterra, 1632-1633

El cardenal Infante, 1634

Virgen con los Santos, 1634

Betsabé en la fuente, 1635

Jardín del castillo, 1630-1635

Paisaje con el transporte en la puesta del sol, 1635

Paisaje con un arco iris, 1632-1635

Paisaje de otoño con una Vista de Het Steen, c.1635

Paisaje del bosque en la salida del sol, 1635

Retrato de una mujer joven, 1628-1635

San Francisco de Asís recibiendo los estigmas, 1635

Sociedad cerca de la fuente, 1625-1635

Venus y Adonis, 1635

Última cena, 1625-1635

Caída de Faetón, 1636

Cupid montando un delfín, 1636

Danza de los aldeanos italianos, 1636

El juicio de París, 1636

La caída de Ícaro, 1636

Mercurio y Argos, 1636

Paisaje con las vacas, 1636

Retrato de una mujer joven, 1630-1636

El nacimiento de la Vía Láctea, 1637

El camino hacia el Calvario, 1634 - 1637

El rapto de las Sabinas, c.1635 - c.1637

Elena Fourment con sus niños, 1636-1637

Llevando la cruz, 1637

Masacre de los Inocentes, 1637

Torneo delante del castillo de Steen, 1635-1637

Het Pelsken, 1638

Andrómeda, 1638

El carro triunfal de Kallo (croquis), 1638

Escena pastoral, 1636-1638

La Kermesse, 1635-1638

Las consecuencias de la guerra, 1637-1638

Mercurio y Argos, 1635-1638

Paisaje con torre, 1636-1638

Paisaje con un arco iris, 1636-1638

Retrato de Elena Fourment, 1636-1638

Tereus frente a la cabeza de su hijo Itylus, 1636-1638

 El juicio de Paris, 1639

Los horrores de la guerra, 1639

Autorretrato, 1639

Diana y Calisto, 1639

Martirio de Santo Tomás, 1639

Retablo de San Ildefonso (panel derecho), 1639

Retrato de Elena Fourment con un sirviente, 1639

Rubens Rubens su esposa Helena Fourment y
su hijo Peter Paul, 1639

San Agustín, 1639

Diana y sus ninfas sorprendidas por el faunos, 1638-1640

El regreso de los trabajadores del campo de los campos, 1640

Mujer con un espejo, 1640

Ninfas y sátiros, 1637-1640

Paisaje con árboles, 1630-1640

Perseo y Andrómeda, 1639-1640

Santa Cecilia, 1639-1640

Venus en abrigo de pieles, 1630-1640

Adoración de los pastores

Alejandro y Roxana

Alfonso I de Este, duque de Ferrara

Amor y Psique

Anunciación

Apoteosis de rey James I

Asunción de la Virgen

Autorretrato en un círculo de amigos de Mantua

Baco ebrio con Fauno y Sátiro

Batalla de las Amazonas

Cabeza y mano derecha de una mujer

Carlos V y la emperatriz Isabel

Christoffel Plantin

Cristo y San Juan con ángeles

Cupido y Psique

El Abad de San Miguel

El rapto de las Sabinas

El secuestro de los toros

El triunfo de la Iglesia

Helena Fourment

Hombre joven desnudo

Ildefonso Altar

La caza del tigre

La flagelación de Cristo

La Natividad de la Virgen María

La reunión de Scipion y Gannibal

Las tres cariátides

Los cinco sentidos

Los estudios de la cabeza de un negro

Madonna della Vallicella

Martirio de Santa Catalina

Milagro de San Ignacio de Loyola

Paisaje con un lugar de riego

Paisaje con una avenida de árboles

Paz y Abundancia

Pequeño juicio pasado

Retrato de Haspar Hevarts

Retrato de un hombre, probablemente Peter Van Hecke

Retrato de una mujer, probablemente Susanna Lunden

Retrato de una mujer

San Félix de Cantalicio

San Ildefonso recibiendo un sacerdote

San Jorge matando el dragón

San Onufrij Instruyendo a un monje

Santa Trinidad

Sine Cerere et Baccho friget Venus

St. St. George con Mauro y Papianus

Sátiro y chica

Tregua entre romanos y Sabinianos

Una vista de Het Steen por la mañana temprano

Virgen y el Niño

Virgen y niño con San Juan de niño

Entradas populares